Comienzo


... En un extraño mundo del cual ya no existe nada, seres analfabetas, bajaron a la tierra, no sabían hablar y traían el corazón de fuera, los niños se espantaban al verlos, la gente gritaba y otros más desmayaban.

Sólo veían como bajaban, gritos extraños ellos daban, manos y pies los hacían flotar en este mundo que los seres humanos habían colocado de una forma anormal.

La tierra todos pensaron, ya se va a terminar y estos "bichos" la van a gobernar... pero como? gritaban los intelectuales -ellos no son mas que animales!-

Mientras los llamados bichos, recorrían el planeta, los sacerdotes caían espantados en las iglesias. Se levantaban nuevas religiones, estos seres en menos de 10 minutos ya tenían seguidores, ¿quien ese Dios que los ha creado?, ¿de donde diablos han llegado?, miles de preguntas los hombres formulaban y estos seres nauseabundos poco hablaban, en la introversión todos estaban, alguien a lo lejos menciono: -son parte del sistema, seres que gritan aterrados, por que el mundo los ha tratado mal, ellos traen los traumas de la guerra y las desdichas de este asqueroso planeta, quien? si no ellos puede aguantar este peso, el medio los ha convertido en monstruos, seres que no son adaptados ni aceptados en esta nuestra tierra, vean como va gritando y escondiéndose de nosotros, les aterra la humanidad y a un mas les aterra la eternidad...

Nos da asco pensar que pueda existir gente anormal, nos duele aceptar que somos una sociedad tan banal y que después de mucho tiempo solo huele mal. Hay que aniquilar más del 90% de la humanidad.

Las miradas de estos seres parecen perdidas, entre tanta oscuridad, solo ellos son las luces de esta ciudad, llega el amanecer y ellos se tienen q esconder, siempre con miedo que alguien los pueda detener.

Ellos por ahora viven con las llamadas minorías, bajo coladeras y en diferentes esquinas. Jamás te dirán algo, recuerda son analfabetas, nada que no haya en este planeta, amigos de las prostitutas, queridos por la basura y conocidos en medio de tanta hambruna.

Quizás parezca extraño, quizás esto sea algo nuevo o ciertamente cosa de una realidad que nos espera, todos espantados corriendo por las calles ocultándonos de gente tan parecida a nosotros...