de regreso...


Escuchando a Regina Spektor y recobrando fuerza, no es que la haya perdido, más bien aumenta, la energía y la intensidad de mi vida...
Muchos cambios rodearon mi vida, y con ello dos semanas de vacaciones muy bien aprovechadas, paz mental, tranquilidad emocional.

Compartir, discernir, y provocar sensaciones en un cuerpo ajeno es divertido. Parece ser que es el momento, mi momento, en que todo pretendo que salga bien, trabajo mucho, y actividades sociales nunca faltan, siempre es bueno observar el comportamiento de una sociedad, acostumbrada a la indiferencia, o al menos eso reflejan.

Ahora pretendo caminar mas, cuanto he caminado?, quisiera saber si juntando todos mis pasos puede llegar a Cuba o mínimo a Tijuana, pero con eso de las inseguridades y situaciones políticas quizás ni me hubieran dejado pasar. En fin!

Pequeñas ilustraciones dirigen mi vida, formas orgánicas y simples definen la salida, crear un caos no es cosa fácil, vamos de lo simple a lo complejo, nacimos para morir o para hacernos sufrir?

No mas ataques al corazón, taquicardias a la razón, y me gusta no saber quien soy, es parte del descubrimiento de una obsesión.